SUBE: Draxler. Pocos podían imaginar, incluso él, que Julian Draxler fuera capaz de hacer un recital como hizo ayer en el césped del Parc des Princes. La verdad es que, el fichaje invernal del PSG, rompió al Barcelona cada vez que tocó el balón, cada vez que encaró a un Sergi Roberto que nunca pudo frenarle. Draxler lideró a un PSG que barrió Camiseta Leicester City 2017 Baratas al Barcelona a lo largo de los noventa minutos y que culminó su brillante actuación con un gol, el segundo de gran belleza. El jugador alemán recordará este partido como uno de los que ha disputado en su carrera como futbolista.

    BAJA. FC Barcelona. Impensable, inimaginable el partido de los azulgrana sobre el césped del campo del PSG. Los azulgrana fueron un equipo apático, desanimano, caído en combate desde el primer minuto de juego. Perdieron todos los duelos, todas las pelotas divididas. Solo la primera parte de Ter Stegen y los noventa minutos de Neymar se salvaron del desastre colectivo. Algunos decepcionaron más que otros pero la verdad es que el desastre fue colectivo, empezando desde el banquillo con un Luis Enrique que no supo contrarrestar nunca el mejor juego del PSG.